Iñigo Valencia destituido, regresa Jose Mari Lumbreras

La mala dinámica por la que atraviesa el CD Tudelano ya ha tenido sus primeras consecuencias. En la matinal de ayer, tras la derrota ante el Arenas por 0-1, se comunicó la destitución del hasta ahora técnico Iñigo Valencia para posteriormente anunciar en rueda de prensa la llegada de un viejo conocido como lo es el nuevo entrenador del conjunto ribero, Jose Mari Lumbreras.

Valencia que se hizo con el cargo de técnico en el tramo final de la temporada 2016-2017 tras la espantada de John Clarkson realizó un buen final de campaña que le valió para renovar y dirigir al equipo la pasada campaña. El inicio de temporada no fue malo, sin embargo la racha de cinco encuentros consecutivos con la derrota como signo final ha acabado con el técnico ribero. “Nos veíamos con fuerzas para seguir, el equipo está muy vivo pero nosotros tenemos que tomar decisiones respecto a unos temas y Jesús y su junta directiva en otras y en el fútbol mandan los resultados” explicó Valencia en su rueda de prensa de despedida. Valencia deja el Tudelano tras 60 partidos oficiales en liga con 19 victorias, 20 empates y 21 derrotas, además de otra derrota ante el Melilla en la Copa del Rey.

Tras las malas experiencias con entrenadores llegados desde lejos de la capital ribera, a excepción de Manix Mandiola, la entidad dirigida por Jesús Miranda ha vuelto a creer en un hombre que conoce a las mil maravillas el club y que dirigió con éxito a la entidad tanto en 3ª División como en los primeros años en la categoría de bronce. Se trata de Jose Mari Lumbreras.

De esta manera, Lumbreras que tras su paso por la Real Sociedad como ayudante de Jagoba Arrasate junto a Bittor Alkiza (hoy en Osasuna ambos) vuelve a los banquillos con la misión de revertir la situación del Tudelano y devolverlo a las plazas tranquilas de la tabla.

Dura derrota del Izarra en Lezama

El Izarra no fue capaz de competir ante el filial del Athletic Club y recibió una goleada que se empezó a gestar desde el inicio de partido. El filial zurigorri para el minuto 10 de partido ya vencía por 2-0 y el partido fue un camino de rosas. Antes del descanso llegó el tercero y por si quedaba un mínimo resquicio para la reacción albiazul, en el inicio de la segunda mitad llegó el cuarto. Los cambios y el resultado dieron un poco más de presencia de los de Rodrigo Hernando en campo contrario pero en el tramo final otros dos goles dejaron el resultado en un sonrojante 6-0.

Start a Conversation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *