La Peña Sport se proclama campeona de invierno

Tras un ajustado duelo con Osasuna Promesas durante las 19 jornadas del campeonato liguero, la Peña Sport se proclamó campeona de invierno tras doblegar el pasado fin de semana al Pamplona en Lizasoain en un partido muy cerrado que no se resolvió hasta el pitido final.

Por su parte, el Promesas se deshizo del Corellano en un inmaculado inicio de segundo tiempo gracias a los goles de Pablo Lizarraga, Jonathan y José Hualde.

Ambos equipos han sido los principales protagonistas de una primera vuelta marcada por el buen hacer de ambos y un gran invitado a la fiesta como es el Beti Kozkor. Precisamente ante Promesas y Beti Kozkor han llegado las dos únicas derrotas del conjunto peñista en los 19 partidos disputados y además las dos en casa. Sin embargo, el conjunto de Igotz Garde lejos de San Francisco tan solo ha cedido dos igualadas, ante la UD Mutilvera y el Valle de Egüés.

El Promesas en cambio se ha impuesto tanto a Beti Kozkor como a Peña Sport pero se ha dejado más puntos en otros envites. Empates lejos de Tajonar en Sangüesa y Lizasoain ante Cantolagua y Pamplona, además de una igualada en casa ante la UDC Txantrea y derrotas del conjunto de Santi Castillejo ante Cortes y Burladés.

Ha sido una intensa lucha entre ambos equipos y lo que está claro es que el campeón de grupo no se dirimirá hasta los últimos partidos de temporada. Todavía nos queda mucha miga por ver quién se alza con el título.

Beti Kozkor, la revelación

El rendimiento de Peña Sport y Promesas era de esperar pero si alguien ha sido capaz de sorprender ha sido el Beti Kozkor que ha cosechado una magnífica primera vuelta. El equipo dirigido por Rodri Fernández que ha ido deshojando la margarita en cada uno de los partidos en los que la mayoría terminaba en sí. Con un fútbol muy claro y conciso, el equipo de Lekunberri ha ido sumando en todos los encuentros a excepción del choque ante el Promesas. Tan solo una derrota en los 19 partidos y con un colchón de 9 puntos sobre el quinto clasificado.

Por su parte, la UD Mutilvera tras un irregular inicio ha conseguido estabilizarse y ha abierto también hueco ante San Juan por la pelea por la cuarta plaza. El equipo del Valle de Aranguren ya es cuarto con 37 puntos y se ha acercado sigilosamente al tercer puesto del Beti Kozkor.

San Juan, Cortes y Burladés con sus diferentes altibajos se ubican cerca de los puestos de honor pero tendrán que ser más regulares en la segunda vuelta si quieren acceder a optar por pelear por el playoff.

Por abajo, todo muy igualado

Si la lucha por el título parece ser cosa de dos y la pelea por entrar en el play-off estar un poco descafeinada a estas alturas de programa, otra cosa bien distinta es lo que ocurre en la batalla por el descenso.

A diferencia de otros años, a estas alturas todavía no hay ningún equipo desahuciado o que tenga su resolución final en 3ª División, vista para sentencia. Con Txantrea, Pamplona, Beti Onak y Baztán en la zona tranquila, a más de dos partidos de diferencia respecto al descenso, el resto de equipos no debe dejar de mirar o bien de reojo o bien de frente a la posibilidad de perder la categoría.

Ahora mismo el Avance (22 puntos), tras un buen final de segunda vuelta puede parecer estar más tranquilo, después de un inicio complicado, al igual que el Ardoi (21 puntos) y el Subiza (21 puntos) que con un buen mes de diciembre parecen sacar la cabeza.

Un poco más abajo en la tabla se encuentran tres de los cuatro equipos riberos como Cirbonero (20 puntos), con cambio de entrenador incluido, Alesves (18 puntos) y Corellano (17puntos) que no han encontrado la regularidad necesaria alternando partidos buenos con otros no tanto y en los que han resultado goleados.

Ya en puestos de descenso se encuentran tanto Cantolagua, como Valle de Egüés y Huarte. Eso sí con 15 y 16 puntos respectivamente muy cerca de los puestos de salvación. Por lo tanto, la pelea se plantea interesante hasta el final. Seguro que la cuesta de enero marca el devenir de estos equipos en su lucha final.